14 oct. 2008

Me pregunto...

Ayer el Tribunal de Barcelona emitió la sentencia de contra el hombre que empujó a otro a las vías del metro hace año y medio en Barcelona. He estado siguiendo esta noticia en la prensa para ver cómo "utilizaban" el atenuante de enfermedad mental para librar al imputado de una pena mayor. David Zarza, que fue quien empujó a la otra persona, es esquizofrénico y en el juicio ha verbalizado reiteradamente que él no era la persona del video, cuando finalmente ha podido ser probado.
Ha sido condenado a 15 años y 6 meses y una multa de 120.000€ a la hija de la persona que empujó. Es un enfermo mental, sí, pero me pregunto: ¿esta persona no había presentado anteriormente comportamientos "extraños" que pudieran hacer pensar en un final como éste? ¿en acabar con la vida de otra persona?
Es aquí donde recuerdo el caso de la doctora Noelia de Mingo, esquizofrénica paranoide con manía persecutoria, que mató a 3 personas en a Fundación Jiménez Diaz de Madrid hace unos años porque pensaba que sus compañer@s de trabajo querían matarla. Se corroboró que esa persona, antes de los hechos, ya presentaba comportamientos extraños como hablar sola delante de un ordenador apagado, que espero que eso no entre en la normalidad de cada unos de nosotr@s. En este caso, fue absuelta pero obligada a residir 25 años en un centro psiquiátrico penitenciario. No entró en prisión, y eso que mató a 3 personas y hirió a 7 más.
¿Por qué David Zarza entrará en prisión y Noelia de Mingo no? ¿Según la valoración psicológica que le den? El trabajo de los psicólogos es importante, entonces, ¿verdad? ¿Y por qué se nos tiene tan mal valorados a nivel laboral? ¿O es que Noelia de Mingo era licenciada en medicina y por ello mejor considerada que David Zarza dentro de la sociedad?
Sí, hoy tengo muchos planteamientos en un día nublado y a primera hora de la mañana, y eso que no he dormido casi...

4 comentarios:

Miquel Casellas dijo...

Aqui el unico que te valora es tu abuela. O te metes en la politica, te enrrollas con un ejecutivo o a picar piedra hija mia.

Beita dijo...

Ya... Y de poco sirve la formación sin el enchufe. Ya ni hablemos de la experiencia...

Estela dijo...

realmente es triste llegar a estos extremos, se debería de ver venir, como la violencia de género, más prevención.

Beita dijo...

La violencia de género es más una cuestión de educación en valores que de prevención. En generaciones pasadas, por el sistema patriarcal. Las actuales (ya educadas en valores, pero no sé sin con éstos últimos) son igual o peores que las anteriores en cuanto a violencia de género.

Algo falla.