29 nov. 2009

Reflexión en facebook

En el facebook de Sònia Ferrer ha surgido un plasma de reflexiones muy interesantes en torno a la violencia de género, machista y demás nomenclaturas. Os dejo mi aportación y una invitación para pasear por su blog.


¿De qué sirven cambiar las leyes y el código penal si después, quienes tienen que aplicarlas, siguen viviendo en los años 50 y sin adaptarse a la sociedad actual? Y no sólo en malostratos, sino también en abusos de todo tipo... La ley dice que si una persona, por ejemplo, te viola, debe entrar en prisión, ¿verdad? Pero claro, si un juez dictamina que bajándote los vaqueros ceñidos porque esa persona te tenía un cuchillo en el cuello, has ayudado a facilitar la violación y, por lo tanto, el delito no es tal y debes pagar las costas del juicio y, encima, pagar una multa administrativa por calumnias o demás barbaridades... ¿eso son las leyes o que ese juez es un retrasado socialmente hablando?

Hace falta educación en valores desde pequeños, infantes, adolescentes, jóvenes, adultos, ancianos... TODOS! Una educación en valores BIEN dirigida, no sólo por ponerse la medalla de "este centro es progre". Pero sobre todo, hace falta un reciclaje OBLIGATORIO y de CALIDAD a los responsables de la legislación que tenemos, entre otros profesionales que dejan mucho que desear. Y muchos están en servicios de atención urgente, primaria o servicios sociales.

Lo siento por mi extensión, pero este es un tema que me tiene muy quemada, que saben dónde está "el problema real" y que NADIE de los que tenemos arriba hace nada por mejorarlo. La lucha (porque esto es una lucha queramos o no) será muy larga.

24 nov. 2009

25 de noviembre

Érase una vez tres seres humanos que luchaban por unos derechos.


Érase una vez tres personas que tenían esperanzas de cambio, de democracia y de libertades civiles arrebatadas.


Érase una vez tres mujeres que fueron asesinadas por orden de un gobernante.


Érase una vez las hermanas Patria, Minerva y María Teresa Mirabal asesinadas por orden del gobernante Trujillo por oponerse a su régimen y no sucumbir a sus deseos.




Hoy, 25 de noviembre, y 49 años después de estos hechos, recordamos a las hermanas Mirabal y a todas las mujeres asesinadas por el hecho de ser mujeres y vivir en una sociedad mundial donde siguen existiendo desigualdades notables, pero donde cada día damos un pasito más para conseguir la igualdad.


Y para ello hay que empezar desde el principio...



Hoy es el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer y tú también eres importante en todo esto. A ti también te necesitamos para caminar un poquito más.



[Cartel finalista del concurso anual de Carteles contra la Violencia de Género patrocinado por El Mundo]

Ante todo, DAR EJEMPLO

Una de las cosas que hay que hacer en esta vida, es dar ejemplo. Buen ejemplo. Ya sea una persona, un grupo, una empresas o una entidad pública.
Desgraciadamente, no siempre sucede así. De todos es sabidos que un empresario primero es eso, y después persona. Pero cuando esto mismo pasa en entidades públicas donde trabajas, donde te piden dar el 150% y a la hora de "pedir un favor", un favor NECESARIO que va a marcar un antes y un después en tu vida y no te lo dan, TE JODE, TE REBIENTA Y TE REPATEA. Después resurgirás con más fuerza, más rabia, más odio (sí, puede que más odio), pero respirarás. En esos casos no creo que haya que dar las gracias, porque uno puede crecer también como persona cuando su empresa "le hace un favor" porque ayuda y comprende a sus trabajadores. Porque concilia. Estos cursos que ayudan a poner medallas a empresas y después se queda en papel mojado.
Por eso escribo estas líneas, y no es por mi ejemplo personal, es por mi entorno.
[R.S., ánimo y un abrazo enorme]

22 nov. 2009

Cine a petit comité

Hace unas semanas fui a ver Ágora. Éramos 12 personas. Algo falla en el cine, y no sólo es el precio de la entrada. Sí, habría estado bien actualizar antes. Es cuestión de falta de tiempo y de un ordenador roto en casa. Ahora está la cosa medio solucionada, pues la falta de tiempo se remediaría añadiendo 8 horas al día, cosa lógicamente imposible. Aunque Juan Tamarit era capaz de hacer muchas cosas... :D

Una de las cosas que más sigo a pies juntillas, es leer libros y ver películas recomendadas por las personas que conozco y trato. De momento (y toquemos madera) no me han defraudado, y eso que la crítica de Ágora era pésima... Y es que mi colega Nica tenía razón, "Su protagonista y su historia por obligación, a vosotras debe llegaros más a vuestra dignidad". Diste en el clavo.
No hay término medio con esta película: o te encanta o la odias. A mí me ha sucedido lo primero. Al igual que mi amiga Nati, la volvería a ver en el cine. Se juntan muchas cositas en este film, pero sobretodo me ha gustado el hecho de plasmar tan delicadamente como la mujer también era, es y será buena filósofa, maestra y científica. Como puede ser una líder aceptada por la cultura y la sociedad. Como la religión no es sólo fé... sino política. Y una demostración de que una mujer puede vivir como un hombre, exactamente igual, si la sociedad o la religión no pone barreras.

Quién sabe cómo habría ido desarrollándose la historia si realmente se hubiera hecho público el descubrimiento de Hipatia.
Otra de las sorpresas ha sido la protagonista, Rachel Weisz. Personalmente, me quedé con su papel en La Momia y ni fu ni fa. Americanada por todo lo alto y un guión muy bajo. Pero he de reconocer, que parece que el papel está hecho para ella. Y El jardinero fiel no la he visto, así que no puedo opinar. Este año ha participado en otra película, Desde mi cielo, del libro de Alice Sebold que lleva el mismo nombre. Una historia dramática que merece la pena ser leida, eso si, que no sea en un momento bajo... Ya os contaré en otro post que tal esta película y las impresiones con el libro.
El caso es que en la web de Ágora, la protagonista dice "Es algo extraño que alguien tenga que llegar al extremo de poner en juego su vida por defender unas creencias". Curioso, porque en los telediarios esto se plasma diariamente en ciertas noticias que nos vienen acompañando desde hace años, en diferentes escenarios.
Y recordad las palabras de Concepción Arenal,
"La sociedad no puede en justicia prohibir el ejercicio honrado de sus facultdes a la mitad del género humano"
La religión y la política de nuestros días, tampoco.