23 jun. 2013

Mi barrio está cambiando

Y podríamos pensar que es positivo, pero llegado a este punto, no, no es positivo.

Vivo en Bon Lloc. Puede que si os diga eso no sabéis dónde es, pero es la zona de delante del Bar Birras, por donde está el párquing asfaltado. No llega a ser el Tancat. En los últimos 10 años hemos visto como se ha apostado por esta zona, se han puesto bares, comercios, y hace que haya vida. Esto es muy positivo. Ya no hace falta llegar casi hasta el Puente de Francia para comprar una barra de pan o comprar un medicamento. Pero desde hace unos años el barrio se está estropeando.

Os voy a resumir una conversación mantenida con mi madre el otro día.

Mi madre: "El otro día se me encogió el corazón cuando volvía a casa después de comprar el pan. Un chico joven, que vestía normal, bien, revolviendo en la basura buscando algo útil".

Yo: "Mama, ¿llevaba carro o bolsa?"

Mi madre: "Ahora que lo dices... no".

Yo: "Pues entonces claro que buscaba algo útil: buscaba droga en el contenedor. Es la nueva manera de trapichear que hay en la zona".

Hablamos de una zona muy próxima a los colegios e institutos, guarderías, de paso por la mayoría de estudiantes. Pero bueno..., durante años se ha pasado droga en las inmediaciones del Instituto Baix Penedés (casi en la misma puerta, que me acuerdo muy bien...) y se sigue pasando, por lo que me cuentan algunos de "mis niños". ¿Se hace algo para evitarlo? A veces callamos todos y nadie actúa. La culpa es de todos y de nadie a la vez. Es una buena autocrítica que ahí queda.

En las últimas semanas, además, nos están robando las antenas de los coches. Y piensas "Bueno, les harán falta". ¿Creéis que hacen falta robar 10 antenas de coche la misma noche? Puede que para venderlas... Podría ser, pero las hemos encontrado varias veces en el párquing de delante del Birras. Tiradas. La gente tiene mucho tiempo libre y muy mala ostia. Puede que también mucho alcohol y otras drogas en las venas.

Hace 3 semanas, añadimos el hecho de robar 2 espejos retrovisores de coches que no tienen aún en los desguaces repuestos de segunda mano. Sí, me tocó recorrerme los desguaces de la zona para pedir un retrovisor nuevo porque a mi hermana se lo han robado. La parte buena, es que quien se lo robó, tuvo la delicadeza de no arrancar el retrovisor y joderle más. Sólo quería la carcasa. ¿Solución? Pagar 200 euros por un retrovisor de "marca blanca" porque el nuevo va entero y cuesta 400 euros. Dada la situación económica, hemos hecho "un apaño" gracias a mi padre, alias McGuiver, y seguimos pasándonos por los desguaces para ver si tienen alguno que les pueda servir.
La sorpresa fue al ir a uno de los desguaces, que el hombre que lo lleva nos dijo: "Qué curioso. Justo ayer vino un chico diciendo cuánto le podría dar por una carcasa como la que os han robado". Sí, curioso... Os recomiendo NO aparcar en la Calle Esther y paralelas. Es mejor aparcar en la avenida que lleva a los colegios porque está más transitada y ahí no suelen robar.

Y la "la guinda del pastel" justo hace menos de 6 horas. A las 6 de la mañana, me despiertan gritos, que sinceramente, he pensado que era alguien que había vuelto de fiesta y no tenía otra cosa mejor que hacer que ponerse a hablar a gritos. No es la primera vez que nos pasa en el barrio. Incluso nos pican a los timbres a las 3 de la madrugada y alguna vez hemos bajado los vecinos a invitar a marcharse a quienes se ponen a consumir droga en el portal...
Después he escuchado golpes contra una persiana... Si os digo la verdad, pensaba que estaban intentando entrar en el Bar Birras. Hasta que he escuchado "Manu corre. Auxilio, que alguien nos ayude". Entonces he tenido claro que era tema de ajustes de cuentas. "Que ya te he dado todo el dinero", "No toques a mi familia"... Y una vecina gritando que se fueran o iban a llamar a la policía. Yo estaba tan dormida y empanada que cuando he ido a llamar, ya se habían ido.

Éste es el ambiente en mi barrio cuando se pone el Sol y cierran los bares y locales. Posiblemente pase exactamente lo mismo en otros municipios de la zona, incluso otros barrios de El Vendrell. Pero yo que siempre he vivido aquí, que siempre hemos estado tranquilos y que he visto la evolución de mi entorno en los últimos 10 años, me da rabia.

Y una sugerencia. A los Mossos y a la Policia Local: cuando patrulléis por la zona, no encendáis las luces. Os ven venir y se esconden para seguir liándola cuando las luces ya no se perciben. Y con liarla englobo todo: robar, trapichear, pelearse (es curioso, pero dejan de pegarse al ver las luces y siguen después...). Parece algo obvio, pero lo que es obvio, es que hay que hacer algo en el barrio y en Vendrell.
No hace falta que os recuerde la redada que hubo en el centro del pueblo hace poco, ¿no? Salió en la prensa. No hay que ir a locutorios o kebabs para pillarlos con las manos en la masa, que los que esta madrugada la han liado eran autóctonos.


9 jun. 2013

Aclarando "lo de emprendedores"

Hace unos días, mi amiga L.R. me comentó unas cosillas sobre la cuota de autónomos para personas emprendedoras. Con el nuevo Real-Decreto Ley 4/2013, el gobierno hizo una rueda de prensa que dio pie a confusiones y puede que sea interesante ponerlo aquí.

A nivel laboral, ahora me dedico a esto: asesorar a personas emprendedoras, y la verdad, es que además de que cada idea es un mundo y un mundo esto de las normativas, conviene aclarar un detalle que en muchas webs y blogs es incorrecto.

El RDL 4/2013 dice tal que así en su primer artículo:

TÍTULO I Medidas de desarrollo de la Estrategia de Emprendimiento y Empleo Joven CAPÍTULO I Fomento del emprendimiento y el autoempleo

Artículo 1 Cotización a la Seguridad Social aplicable a los jóvenes trabajadores por cuenta propia Uno. La disposición adicional trigésima quinta del texto refundido de la Ley General de la Seguridad Social, aprobado por el Real Decreto Legislativo 1/1994, de 20 de junio, queda redactada del siguiente modo: «Disposición adicional trigésima quinta Reducciones y bonificaciones a la Seguridad Social aplicables a los jóvenes trabajadores por cuenta propia 

1. En el supuesto de trabajadores por cuenta propia, incorporados al Régimen Especial de la Seguridad Social de los Trabajadores por Cuenta Propia o Autónomos a partir de la entrada en vigor del Estatuto del Trabajo Autónomo, o al Régimen Especial de Trabajadores del Mar, menores de 30 años de edad, o menores de 35 años en el caso de mujeres, se aplicará sobre la cuota por contingencias comunes que corresponda, en función de la base de cotización elegida y del tipo de cotización aplicable, según el ámbito de protección por el que se haya optado, una reducción, durante los 15 meses inmediatamente siguientes a la fecha de efectos del alta, equivalente al 30 % de la cuota que resulte de aplicar sobre la base mínima el tipo mínimo de cotización vigente en cada momento, y una bonificación, en los 15 meses siguientes a la finalización del período de reducción, de igual cuantía que ésta.

Es decir (porque parece que el BOE siempre requiere de una traducción), si eres hombre que no haya cumplido los 30 años en el momento de entregar los papeles, o no tienes los 35 en el caso de mujeres, podrás solicitar y tendrás derecho a hacerlo, una reducción del 30% sobre la cuota (aunque aquí dependería de cada caso para saber en cuanto se queda al final) durante 15 meses, y una bonificación posterior también del 30% durante otros 15 meses.
Resumiendo: si eres hombre y no has cumplido los 30 años, o si eres mujer y no has cumplido los 35 años, en el momento de entregar los papeles, podrás solicitar una reducción/bonificación del 30% de la cuota durante un total de 30 meses (2 años y medio).

Ahora vayamos a por el punto 2 del artículo 1, que es donde radica la confusión.

2. Alternativamente al sistema de bonificaciones y reducciones establecido en el apartado anterior, los trabajadores por cuenta propia que tengan menos de 30 años de edad y que causen alta inicial o que no hubieran estado en situación de alta en los cinco años inmediatamente anteriores, a contar desde la fecha de efectos del alta, en el Régimen Especial de la Seguridad Social de los Trabajadores por Cuenta Propia o Autónomos o en el Régimen Especial de los Trabajadores del Mar, podrán aplicarse las siguientes reducciones y bonificaciones sobre la cuota por contingencias comunes, incluida la incapacidad temporal, resultante de aplicar a la base mínima el tipo mínimo de cotización vigente en cada momento, por un período máximo de 30 meses, según la siguiente escala:

a) Una reducción equivalente al 80% de la cuota durante los 6 meses inmediatamente siguientes a la fecha de efectos del alta.
b) Una reducción equivalente al 50% de la cuota durante los 6 meses siguientes al período señalado en la letra a).
c) Una reducción equivalente al 30% de la cuota durante los 3 meses siguientes al período señalado en la letra b).
d) Una bonificación equivalente al 30% de la cuota en los 15 meses siguientes a la finalización del período de reducción.

Lo previsto en el presente apartado no resultará de aplicación a los trabajadores por cuenta propia que empleen trabajadores por cuenta ajena.

Es decir, no puedes contratar a nadie durante el tiempo de reducción/bonificación. En el caso de hacerlo (eres libre, faltaría más!!!), perderás dicha ayuda. Y añadir que aquí no hay diferencia de género ni edad. Vamos, que este apartado SOLO se aplica a personas que no han cumplido los 30 años en el momento de presentar la solicitud.

3. Los trabajadores por cuenta propia que opten por el sistema del apartado anterior, podrán acogerse a las bonificaciones y reducciones del apartado 1, siempre que el cómputo total de las mismas no supere el plazo máximo de 30 mensualidades.

4. Lo dispuesto en los apartados anteriores será también de aplicación a los socios trabajadores de Cooperativas de Trabajo Asociado que estén encuadrados en el Régimen Especial de la Seguridad Social de los Trabajadores por Cuenta Propia o Autónomos, o como trabajadores por cuenta propia en el Régimen Especial de los Trabajadores del Mar, cuando cumplan los requisitos de los apartados anteriores de esta disposición adicional.

5. La reducción de la cuota será con cargo al Presupuesto de la Seguridad Social y la bonificación con cargo a la correspondiente partida presupuestaria del Servicio Público de Empleo Estatal.»

Es decir, que reducción y bonificación a efectos prácticos para las personas emprendedoras es exactamente lo mismo. Lo único, que sepáis que cuando la ayuda viene de la Seguridad Social se llama reducción, y cuando lo hace del SEPE se llama bonificación.

Si alguien tiene una duda, puede acercarse al personal Técnico en Asesoramiento a Personas Emprendedoras, Agentes de Desarrollo Local, Orientadores Laborales, Oficinas de Empleo, Oficinas de la Tesorería de la Seguridad Social, Cámaras de Comercio, Diputaciones... Hay muchos puntos donde te pueden explicar esto, pero sinceramente, nadie mejor que la Tesorería de la Seguridad Social que son quienes lo tramitan y tienen la información SIEMPRE de primera mano.

Saludos!!! ^_^