29 jul. 2009

Aquellos divertidos años

Una de las mejores épocas hasta ahora han sido mis años de estudio universitario en el Camp de Tarragona. Estudio - express y horas en la biblio + bar, hemos echado muchas, pero risas... Imposible cuantificarlas en esos 5 años. Mañanas enteras riendo (literalmente), contando anécdotas, creando "pactos"... incluso aquellos temas más delicados, sacábamos la parte más cómica. Gracias a vosotras, mis ninias, han sido años muy divertidos e intensos.
Y hoy, leyendo la revista URV que envian a casa a antiguos/as alumnos/as, me he acordado de uno de los profesores que mejor recuerdo guardo de la universidad. Aprender no voy a decir que es de los profesores que más he aprendido, al menos, en materia, pero sin duda, uno de los más divertidos dando clases. De los más prácticos. Bueno, he de reconocer que la práctica de "Gran Hermano" parecía algo tostón, pero fue divertido crear aquel teatro... Aunque teatro el del primer semestre del primer año de universidad, en clase de Movimiento de Masas, cuando salimos a la entrada de la universidad y tod@s nos pusimos a mirar el tejado de la uni. El experimento consistía en ver cómo realmente, las masas influyen a las personas: otr@s alumn@s de otras carreras se pusieron a mirar durante más de 10 minutos sin saber el que miraban. [Maite, "tu actuación" fue estelar cuando gritaste "No te tireeeeees!" y pasó como con los donetes: salieron amigos por todas partes]. Que risas al ver las caras de las demás personas cuando se enteraron que aquello era cuento...
Pues resulta que este profesor, Jordi Tous, ha publicado un libro El comportamiento absentista y sus repercusiones en la calidad de vida y la calidad del servicio en el sector hotelero, sobre hoteles de la costa de Tarragona. Interesante temática también, aunque poniéndonos serios, prefiero sus artículos y monográficos sobre movimientos de masas, donde este hombre, es un crack.

1 comentario:

Miquel Casellas dijo...

Si, muy bonito todo este ambiente. lastima que se acabo. ahora toca otro baile que hay que aprovechar.