21 sept. 2013

Posible reconciliación

La manera de escribir de Lucía Etxebarria no me gusta. Es una lástima porque me encanta su manera de ver muchas cosas, cómo las enfoca y cómo las defiende hasta tener a la audiencia en contra. No voy a entrar en el tema de su paso por el programa de televisión de Telecinco. Sólo diré que es un medio de comunicación destructivo y el motivo por el que he dejado de ver la televisión. Sí, no veo televisión. Soy adicta a las series, pero mi tiempo y mi intelecto valen mucho más que para ver programas en los que se humilla y desprecia con tono jocoso. 

Lo que os decía. He intentado varias veces leer libros de Lucía, pero me falta conexión. Habrá quienes piensen a leer eso "Vaya parida". Posiblemente. Las personas que leemos sabemos que si no hay conexión en el modo de escribir (y de leer), no hay nada que hacer. De la misma manera que cada libro tiene su momento. Algunos de Lucía he intentado leerlo en diferentes momentos de mi vida, y no hay manera. La sigo en su blog y en su facebook, y comento muchos debates que abre. No es mi ídolo. Hace años que afortunadamente dejé de tenerlos.

Peeeeeeeeeero (siempre hay un "pero"), voy a intentarlo de nuevo con su nuevo libro Tu corazón no está bien de la cabeza. Hace años decidí que este tema formaría parte de mi vida profesional y mi especialización. Me ha ayudado mucho también en mi vida personal a detectar ciertos comportamientos y conductas respecto a personas de mi entorno, las cuales decidí poner aire de por medio y "desintoxicarme" de ellas. No quiero poner más expectativas a la lectura, pues posiblemente es lo que me pase con sus anteriores libros: espero demasiado y me decepciono. Simplemente, disfrutaré de los aprendizajes que me esperan.

Y chic@s, dignidad y respeto siempre tienen que ir unidos al enamoramiento, amor o enchocamiento. Llamadlo como queráis. Si falta alguno de ellos, hay un problema, un gran problema. Pero todos los problemas tienen solución. Sólo hay que saber encontrarla o, en su defecto, saber dónde acudir.

No hay comentarios: