9 sept. 2009

Necesitamos luz en la carretera

Cada día paso por la carretera que va de Calafell a El Vendrell, y viceversa. No me voy a poner a determinar si va de Calafell a Vendrell o de Vendrell a Calafell. El resultado es el mismo y lo demás es perder el tiempo, tiempo que es perdido muchas veces con conciencia de ello. Sí, sí. Sigo... Cada día tengo más claro que hay un grave problema de iluminación en esa zona. Estamos ya en unas fechas en las que al levantar la persiana aún es de noche, en las que salimos de casa cuando las calles aún no están puestas y en las que nos cruzamos con los profesionales que se dedican a tarbajar en el turno de noche y a las 7 de la mañana vuelven a casa a dormir. (¡Un saludo, Antonio!).
Pero hoy os quería comentar otra cosa. En el cruce de la carretera por la que paso cada día para ir al trabajo, donde han puesto el radar (no sé otra manera de explicar la zona) y hay varios Stop para "organizar el tráfico", falta iluminación. Este fin de semana nos pasamos por Calafell a ver la Fiesta Medieval, que por cierto, me gustó mucho. No tanto los pisos de gente que había, pero eso ya era de esperar en un domingo de final de verano. El caso es que al volver a casa, justo en el cruce que os comento, había un accidente. Igual que esta mañana. Y que casualidad que la mayoría de los coches implicados eran oscuros. Incluso me ha parecido ver, que uno de los que se han dado el besito esta mañana, no tenía las luces puestas... Claro, si a una carretera poco iluminada le sumamos coches oscuros, sin luces y con los párpados pegados por ser primera hora de la mañana o la última del día tras un gran paseo en una fiesta, posiblemente tengamos accidentes de este tipo más asíduamente de lo que es ahora.
Así que no estaría de más, a quien pertoque, pues no sé si es a Fomento, los ayuntamientos de Calafell o Vendrell, a la DGT... Ahí soy plenamente ignorante, sí, pero estoy segura que unas farolas naranjitas en ese cruce, ayudarían mucho a las personas que estamos tras un volante. Porque luego pienso en la zona turística en la que estamos y lo bien que está todo ahora. Siempre hay cosas que se podrían hacer, a mi juicio, de otra manera mejor para todos, pero eso son opiniones y/o críticas constructivas. Pero dentro de un par de meses, somos conscientes que esto pegará un bajón y volveremos a la vida costera de "la época del año que no es verano". El frio húmedo que cala los huesos y el fuerte viento que nos lleva a la locura, como comentaba Almodovar en Volver. De nuevo, nos cruzaremoss con la misma gente y a ver las mismas caras... Bueno, eso siempre y cuando que la via esté bien iluminada.

2 comentarios:

Miquel Casellas dijo...

Si es verdad. Tambien dentro del Vendrell hay zonas com muy poca luz

Beita dijo...

Además de que en algunas zonas siguen teniendo la programación de las luces en horario de verano...