14 jun. 2010

1 de julio

Ante la situación actual de recortes presupuestarios donde sea y por cuánto más tiempo mejor, el día 1 de julio sumaré la lista de parados actuales. Que mirándolo de otro modo, después de 2 años tendré tiempo para mí. Sí, he buscado empleo, pero en julio es un mal mes para las ofertas laborales interesantes, así que mejor desconectar un poco y volver con pilas y energía. No sé si volveré al mismo sitio, pero no hay mal que por bien no venga, ¿verdad? Aunque vuelvo a insistir que a veces quedarse en paro hace más bien que no mal. ¡¡A veces!!

Es curioso como cuando dices que te vas a quedar parada, la gente, ya sean personas usuarias del servicio de orientación o de tu círculo social [por cierto, este es un aspecto de mi vida que recuperaré estando en el paro: MI VIDA SOCIAL]. A lo que iba, es curioso como la gente te dice “Y siendo orientadora laboral te quedas en paro?? Pues vaya plan”. Pues sí, señor/a, las personas que se dedican a la orientación laboral también pueden quedarse en paro. Es más, no es de extrañar con la patata de contratos laborales que tienen (casi siempre de Obra y Servicio por 3 ó 6 meses), y date con un canto en los dientes si tu contrato es ¡¡¡de un año!!!! ¿O acaso un médico no pilla un resfriado? ¿O un psicólogo no tiene depresión? ¿O es que ustedes creen que Mcguiver lo arreglaba TODO en su casa? No no no. Seguro que dejaba cosas porque “no es el momento”.

Hay orientadores laborales que llevan más de 8 años en el mismo punto de actuación y siguen teniendo un contrato de obra y servicio. Es más, no hay vistas de que salga una plaza y se puedan presentar. Y para más inri, hay temporada que se quedan sin empleo sin saber si volverá a salir la partida presupuestaria, con todo lo que ello conlleva: estrés, cuadrar horarios con tu vida personal y laboral (ya ni hablemos de la familiar... ¡ay mamis!), procesos de selección, entrevistas, más entrevistas, más exámenes...

Es por ello que la mayoría de las personas que se dedican a esto, acaban opositando o pasándose a la empresa privada y conseguir algo más de estabilidad. Sí, cierto, la empresa privada que puede despedir si quiere, pero te indemniza!!! Lo malo de los contratos de obra y servicio, es que no consigues antigüedad.

En fin, que me rio yo de eso que dicen de... “Incoporamos nuevos orientadores laborales en las oficinas de empleo”. Sí, ya, será que les hacen contrato nuevo porque se acabó ya ese de obra y servicio...

Ains.......... ains..........

3 comentarios:

Miquel Casellas dijo...

No estaras mucho en esta situación tu eres una persona inquieta que se mueve. Seguro que muy pronto vuelves a entrar en el mundo laboral.

Anónimo dijo...

Ànims!ara ja no tens excusa per venir-nos a veure a l'EMS i peta una mica la xarrada...molts petons i abraçades.
Mariona

Anónimo dijo...

Ánimo guapa! que siempre salen ofertas! pero es verdad en este mundo de la orientación la precariedad es la gran destacada, por desgracia nuestra...
Besos! AnnA