4 oct. 2009

Homenaje a mi Rover

Sí, ya he vendido mi Rover (por fin!!), y que lástima me ha dado!!!

Son muchos recuerdos y anécdotas en estos años. Noches de fiesta a Salou, Calafell, Tarraco... Viajecitos a Valencia, mi pueblecito conquense y recorriendo la serranía baja conquense con el cuatro ruedas.

Sin el Rover, mi estancia en Cuenca no habría sido la misma. ¿Qué hubiera sido de nosotras sin un coche con el que hacer la mudanza? ¿Dónde habríamos metido los sillones del comedor? Sí, en el Rover cabe un sillón de comedor. ¿Y de los duendes del coche? Porque perdí un teléfono dentro del auto... jajaja Mis viajes Cuenca - El Vendrell - Cuenca. Esas mañanas de nieve encima del coche y arrancando a la primeraaaaaaaa!!! Qué machine!!

Pero era hora de venderlo y darle la bienvenida a mi blanquito Megane.
Quien sabe, lo mismo vuelvo a ver al Rover 220D por las calles de Reus. Recordad, el genuino tiene una pegatina de Don Quijote y Sancho Panza (la tierra tira...) y "Cuenca es única" que no creo que puedan quitar... jajajaja

1 comentario:

Miquel Casellas dijo...

Enhorabuena. esto es para celebrarlo.