13 oct. 2011

Dana, mi gordi

Quien no tenga una mascota no sabe lo que se siente ante la pérdida de ésta. Ante la dura decisión de dormir para siempre a un miembro de tu familia. Porque Dana ha sido y será siempre parte de los míos.

13 años. Risas, carreras, juegos, pequeños detalles, miradas... Momentos de flaqueza donde ella te miraba y simplemente movía la cola. Se acercaba para recibir unas caricias o para lamerte las manos o los dedos de los pies.

Calcetines rotos. Anécdotas con ella que quedan en el recuerdo y en algún vídeo. Viajes. Vacaciones en el pueblo. Caídas al río. Muchas fotos. Carcajadas regaladas.

Dana, ya te echo de menos. Sé que estás corriendo, saltas, mueves la cola... y ladras a los que llevan sombrero, como has hecho siempre. 

Y yo, mientras lo piense, seré feliz.

Dana (1998 - 2011)

[... Descansa, gordi, descansa...]

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Los animales dan mucha compañía, sacan lo mejor de nosotros y a veces tb lo peor. Los humanizamos sin querer. Regalan grandes carcajadas, grandes lecciones, y cuando los necesitas están ahí, porqué sienten como estamos de ánimo. Mi gata me va dar la gran lección de desapego, la quiero y por eso quiero que esté mejor.

Anna

jessy dijo...

Yo tambien echo muchisimo de menos ami gata porque a sido mi compañia en mis peores momentos y ella era la unica que sabia todo! Son buenos momentos de ella, me acuerdo que dana me ladraba ami tmbn muchas veces jaja

Anónimo dijo...

bea

no se si te ha llegado pero repito, lo siento mucho

besetes

veronique

VeroniQue dijo...

bueno anónimo no, soy yo jejeje

Beita dijo...

Gracias a todas, soletes ^^