2 oct. 2014

Simplemente, regalarme tiempo.

El día tiene 24 horas y es necesario dormir o descansar 8 de ellas.

Yo, además de intentar arrancar mi proyecto de fotografía, tengo un trabajo por la mañana. Y cuando me piden ayuda o que eche una mano en algo, si sé y veo que puedo tener un rato, intento ayudar. Bien lo sabéis quienes me conocéis, porque además de esto sabéis que hay unas cositas en las que estoy intentando poner un granito de arena, porque me gusta :)

¿Por qué todo esto? Para que entendáis la demora en arreglar esas fotos del verano en SMB, de esas noches de orquesta en mi pueblo, de las fotos de la carrera, de otras sesiones pendientes que tengo... No me olvido de las fotos de Adriana ni las de Raquel y la pequeña Laura... porque a veces, entre tanta falta de tiempo libre, a veces sólo me apetece coger un libro y leer. Evadirme y desconectar. O simplemente caminar un ratito escuchando buena música. Y todo, para no petar.

Tiempo. Regalarme tiempo. Una pequeña demora. Porque la toma de decisiones llega a mediados de diciembre.

Ya lo entenderéis. Muaaak

No hay comentarios: