28 nov. 2012

Suspirar y sonreír

En los centros de menores no sólo aprenden quienes están dentro. Las personas que estamos de referentes y educadores, también tenemos una oportunidad cada día para aprender con ellos y con ellas.

Recuerdo con mucho cariño mi paso por uno de esos centros, donde aprendí muchas cosas. No hace falta irse lejos para ayudar. En muchos de esos centros, buscan familias colaboradoras. Y esas personitas que están dentro, buscan a alguien con quien compartir afectos. Porque no podemos vivir sin afectos, pero tampoco sin personas con quien compartirlos. 

Son trabajos duros, muy duros, pero llenos de retos y crecimientos personales y profesionales. ¡Llenos de pequeñas cosas que te hacen aprender! Y sí, hoy supe algo muy positivo de una de esas personas, y suspiré con una sonrisa :)

No hay comentarios: