25 ene. 2012

Un juego con normas incomprensibles

Formamos parte de un sistema donde para juzgar por asesinato en el caso de Marta del Castillo, no permiten jurado popular porque el caso es complicado. Obtenemos una pena de risa y absolución de personas implicadas. Indignación del pueblo afectando a nuestra ética, moral y sentimiento de indefensión.

Pero luego, para juzgar a una persona que se declara CULPABLE del tema de los trajes, donde para relacionar las diferentes pruebas se hace falta de un conocimiento jurídico avanzado, en este caso, esta mierda de justicia, lo juzga con jurado popular. Obtenemos inocencia de una persona que se declara culpable y de todo su séquito de canes. Indignación del pueblo, afectando a nuestros bolsillos.

¡¿¡¿Pero vamos a actuar o qué?!?!

No hay comentarios: