11 jul. 2010

En apenas un mes....

... estaremos en plenas fiestas de San Martín de Boniches (Cuenca).
Estos días he estado intentando pasar las cintas VHS a formato digital, por eso de que se estropea el material y no perder los recuerdos de quienes se han ido y de quienes hemos crecido ya. ¡¡¡Qué recuerdos y risas!!! Entre ellas mi aparición recitando este poema que llegó a mis manos por una pensionista de Barcelona.

EL ABUELO

Voy a decir para Vds,
con cariño y humildad
una corta poesía
basada en la realidad.

Recuerdo cuando era niña
igual que todos Vds,
teníamos gran respeto
sin tener tantos placeres.

Entonces era sagrado
contestar a los mayores
y con mucha educación
cumplíamos los menores.

Fuimos muy poco al colegio
hay que decir la verdad,
pero si nos enseñaron
a tener que respetar.

Ahora estudian muchos años
tienen que tener cultura,
pero tocante al respeto
no hay ninguna asignatura,
y si debieran tenerla
sepan los profesores,
que bien merece un suspenso
quien contesta a los mayores.

Los hijos deben ser hijos
aun sobrados de potencia,
los padres deben ser padres
por muchos años que tengan.

No hay nada para los padres
que les cause más placer,
que les respeten sus hijos
por muy crecidos que estén.

Se sienten entusiasmados,
llenos de felicidad,
pero si ven lo contrario
lloran en su soledad.

Se muestran acobardados,
constantemente sufriendo,
pidiendo con ansiedad
que les lleve el Padre Eterno.

Y esto es triste y doloroso,
y más que nada inhumano
en no encontrar el cariño
al llegar a ser anciano.

Los nietos a los abuelos
los quieren cuando son niños,
pero según van creciendo
les van perdiendo el cariño.

Si el abuelo les reprende
le contestan enfadado,
! tu ya no entiendes ni "papa" ¡
porque estás muy anticuado.

Por la mañana temprano,
gritan muy fuerte y sin duelo,
! No hay quien duerma en esta casa
con las toses del abuelo ¡.

Cabizbajo y dolorido
se queda sólo el abuelo,
llorando gotas de sangre
sin hallar ningún consuelo.

A muchos seres les pasa
todo lo que estoy diciendo.
Que Dios se lo tenga en cuenta
lo mucho que están sufriendo.

Ya me despido de Vds,
con lágrimas en la vista,
dándoles un fuerte abrazo
a todos los pensionistas.

1 comentario:

Miquel Casellas dijo...

molt interessant. un bonic testimoni